@JoseAGuerra: Maduro paga la deuda

José Guerra: Maduro paga la deuda

Venezuela es un país endeudado. La deuda externa total, incluyendo la financiera externa e interna, la comercial, la contratada con proveedores, entre otras modalidades, alcanzó a aproximadamente a US$ 150.00 millones al cierre de 2016. En 1998 esa deuda totalizó US$ 25.000 millones. Es decir, la deuda subió exponencialmente, a pesar del mayor aumento de los precios petroleros que haya disfrutado Venezuela en su historia. Ese endeudamiento se utilizó principalmente para importaciones públicas y el financiamiento a las salidas de capitales, propiciadas por el gobierno. Otra parte fue sencillamente a parar a bolsillos de los corruptos. Toda la deuda que actualmente existe en Venezuela fue contratada entre 2005 y 2010, principalmente, estando a la cabeza de los asuntos económicos Rafael Ramírez, el artífice de ese endeudamiento, Jorge Giordani y Nelson Merentes.
Para este año Venezuela debe pagar en deuda externa unos US$ 11.000 millones, de los cuales casi US$ 2.500 millones fueron pagados el miércoles pasado. Mientras el gobierno de Maduro paga religiosamente la deuda externa, los venezolanos pasan hambre. De ese monto cancelado se estima que unos US$ 1.000 millones fueron pagados a venezolanos que mantenían esa deuda, el resto corresponde a acreedores del exterior. Estimaciones conservadoras sugieren que los corruptos asociados al gobierno, fueron los grandes beneficiarios de esos pagos. La deuda externa se ha convertido en un severo problema para Venezuela y los pagos que deben realizarse están literalmente reventando las finanzas públicas y dejando poco espacio para realizar otros gastos fundamentales tales como las importaciones de bienes y servicios, esenciales para el crecimiento. Venezuela gasta más en deuda externa de lo que dedica a la salud y educación juntas
Con el actual esquema económico Venezuela marcha rauda hacia un incumplimiento de pagos de mantenerse los precios del petróleo en el entorno de los US$ 50 por barril y si no hay grandes aumentos de las exportaciones como parece ser el caso. Ese escenario sería catastrófico y se puede evitar con un buen refinanciamiento de toda la deuda externa, lo que implica cambiar de modelo económico y aplicar una política fiscal y monetaria radicalmente diferente a la que ha puesto en marcha el gobierno.
En tanto que el gobierno cancela oportunamente la deuda a sus acreedores externos, no le paga a los pensionados y jubilados el bono de alimentos y medicinas que en marzo de 2016 aprobó la Asamblea Nacional. De esta manera, tenemos una enorme contradicción: un gobierno que paga puntualmente al capital financiero pero que incumple los pagos a los venezolanos más necesitados. Así es el socialismo en Venezuela.
Twitter: @JoseAGuerra

Compartir

0 comentarios: