Petare bajó otra vez a marchar contra el gobierno

Petare bajó otra vez a marchar contra el gobierno

En la Avenida Francisco de Miranda, a las once de la mañana, a la altura del Unicentro el Marqués, decenas de petareños se congregaron para participar una vez más en la manifestación convocada para este 19 de abril. Ese tan sonado clamor, “cuando bajen los barrios”, parece ser una realidad en Petare. Bastión popular que ganó la oposición hace una década y que aún mantiene activo. Se hace sentir con pasos seguros. Aquí algunos testimonios de los concurrentes.
Julio César Yánez tiene 49 años y vive en el barrio Maca. De sonrisa amplia, es concejal del Municipio Sucre. En las noches, para sortear la crisis y hacerse de un dinero extra, “se redondea” trabajando como taxista o camionero. Este miércoles salió a manifestar: “para exigir al Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, que se pronuncie por las constantes violaciones de los derechos humanos que comete este Gobierno”.
Del mismo sector y a la misma hora, Jesús Alfonso de 22 años, se preparaba para comenzar su caminata hacia la autopista Francisco Fajardo. “Soy talento de barrio. Vine a esta marcha para luchar por los bailarines y artistas venezolanos que están buscando opciones afuera porque aquí no las hay”. El joven bailarín, vestido con una camiseta blanca y zapatos de goma, guardó sus zapatillas, con las que ovilla giros y otras piruetas, para “intentar llegar hasta la Defensoría del Pueblo” ―punto de llegada al que convocó la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). La marejada de gente, que salió del este, no pudo llegar debido a la represión infligida por la Policía Nacional Bolivariana (PNB), la Guardia Nacional (GNB) y colectivos armados.

Alfonso imagina unas elecciones futuras y se persuade de que le gustaría votar por el dirigente político Leopoldo López, preso desde 2014. Como otra opción tiene al diputado Henry Ramos Allup.

Luego de un “padre nuestro” cantado por las personas apiñadas en El Marqués, la marcha comenzó a moverse. De ese punto partieron algunos dirigentes políticos de la Unidad. Miguel Pizarro, diputado a la Asamblea Nacional (AN) por Petare no se cansaba de repetir una y otra vez: “esta lucha es de largo aliento. Esta no es la última manifestación”.

Mientras tanto, José Luis Cartaya, coordinador político de la MUD, aseguró: “el 19 de abril no es el final de nada sino el inicio de un proceso de presión de calle”. En el edificio de Misión Vivienda, ubicado en la Avenida Francisco de Miranda, al lado de lo que era el Bingo Premier en La California, una bandera de Venezuela hondeaba y saludaba desde un balcón. Los residentes de ese apartamento veían el afluente correr. Los ojos del presidente Hugo Chávez, que decoran la construcción, parecían apagarse ante tanta alegría cívica.
“Yo vengo del Barrio Metropolitano La Parrilla (Petare). Seguro no sabes dónde queda eso, pero trabajo para la Alcaldía de Sucre. Estoy aquí porque quiero un país libre”, dijo una mujer de unos 50 años mientras apuraba el paso. A su lado, una docente jubilada señaló que, de haber elecciones, votaría por “Mendoza, el de Polar”.
También de Petare, Lolimar Mejía aseguraba que tuvo que despedir a su hijo, quien se fue del país porque ambicionaba un futuro mejor. “Estoy marchando para que él regrese”, dijo esperanzada. Contó que para que este se mudara a Panamá, la familia tuvo que vender muchas cosas personales. “El salario no nos alcanzaba. Lo más duro que he tenido que vivir en estos años es hacer las colas, buscar medicinas. Que la plata no te alcance para comer”.
Las personas tenían claro el propósito ciudadano: “Ir a la Defensoría del pueblo, si nos dejan pasar”. Así respondieron casi todos los asistentes que El Estímulo entrevistó. Uno de ellos soltó: “Yo estaba preocupado, pero cuando bajé de mi casa y vi que los chavistas concentrados en Petare eran pocos, más bien me dio risa”.
El oficialismo convocó una contramarcha para este miércoles. Antes del lunes, su dirigencia había indicado que un grupo de motorizados saldría desde Petare para apoyar el Gobierno de Nicolás Maduro.

A la altura del Centro Comercial Millenium, pasadas las 11:30am, El Estímulo pudo avistar siete motos con personas vestidas con camisas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Algunos opositores les gritaron: “¡Fuera!”. Siguieron su camino y dejaron atrás a quienes los despedían.
En el otro extremo de la ciudad, en la Plaza La Estrella de San Bernardino, Carlos José Moreno, de 17 años, moría por una bala que lo perforó a la altura de la cabeza. Civiles armados identificados con el Gobierno lo agredieron sin un ápice de misericordia y el multitudinario llamado corría hacia las bombas lacrimógenas.
Fuente: El Estímulo 

Compartir

0 comentarios: