¿Cuánto cuestan en realidad los productos de la caja CLAP?

¿Cuánto cuestan en realidad los productos de la caja CLAP?

Los venezolanos que recibieron la más reciente caja CLAP se encontraron con que en esta ocasión todos los productos eran importados de México. Bs 10.000 o $1.000 si se toma en cuenta que el gobierno utiliza la tasa protegida de 10 bolívares por dólar (Dipro), es el costo para quien se beneficia. ¿Pero cuánto es el precio efectivo de estos bienes en su país de origen?

El mecanismo de racionamiento de alimentos del gobierno a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) ha sido criticado por economistas y parlamentarios (de oposición), por la poca transparencia con la que se maneja la compra de sus productos.

Alimentos provenientes de Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, México, Panamá y Argentina, e incluso uno que otro hecho en Venezuela, ahora han sido sustituidos por producción mexicana netamente.

En febrero, la Asamblea Nacional denunció irregularidades desde la primera llegada de los productos de Veracruz, porque al cambio resulta que el beneficiario de la caja termina pagando el equivalente a $1.000.

Se denunció incluso a Samark López Bello por haber recibido $151 millones para importar alimentos, en ese momento el centro de acopio funcionaba en Panamá.

En abril, al momento de pagar la caja CLAP, el salario mínimo se encontraba en 40.638,15 bolívares, es decir, que el valor de los alimentos contenidos equivalía a la cuarta parte de un sueldo, si se toma en cuenta que hay que cancelarlo en efectivo y adicionalmente se entregan Bs 300 para pago del transporte.

El Estímulo hizo un ejercicio sobre el costo real de los 34 productos (básicamente carbohidratos) que incluyó la caja objeto de evaluación y que fue entregada a una comunidad del suroeste de Caracas a finales del mes de abril.

En la búsqueda por Internet de cada uno de los productos en supermercados aztecas, se encontró que una caja que contenga los mismos artículos se consigue por mucho menos de $1.000.

Leer mas en: El Estimulo

Compartir

0 comentarios: