Jóvenes recorrieron a pie 380 kilómetros por Venezuela

Jóvenes recorrieron a pie 380 kilómetros por Venezuela
Los estudiantes hicieron una caminata de 380 km para llegar a Caracas
Un mejor futuro para Venezuela fue la punta de lanza de los 380 kilómetros a pie que emprendieron 33 estudiantes en Barquisimeto. En 12 días estuvieron en la capital junto con 117 compañeros de otras universidades del centro occidente.
“No nos mataron, llegamos a Caracas sanos y salvos. Los 33 no llegamos solos, somos 150 estudiantes”, expresó Wilmer Torres, que cursa veterinaria en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado.
Su hermano y compañero de carrera Wilson Torres lo llamó el día 50 de protestas para darle la idea de esa actividad.
“Empezamos a coordinar con sociedad civil y con entes gubernamentales, y se negaron; nos dijeron: ‘A ustedes los van a matar”, contó Torres en un pasillo del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela mientras paramédicos de la Cruz Verde lo atendían.
Los 33 estudiantes de la UCLA, UNY, Unexpo y UFT, acompañados por algunos padres y paramédicos, emprendieron el viaje el 8 de junio. En el camino afrontaron el miedo por la inseguridad en la vía,  el sol, la lluvia, las lesiones y la intimidación (en alcabalas), así como la represión de la Guardia Nacional Bolivariana en el túnel La Cabrera.

En los 380 kilómetros aseguran que ­recibieron una muestra de la Venezuela por la que luchan, la que está en una caja de Pandora.
“Vimos la realidad: gente comiendo de la basura, que nos pedía comida y medicinas. Pero también vimos la esperanza en esas caras”, expresó Torres. Añadió que fueron ayudados y socorrieron en el trayecto a compatriotas que ni siquiera conocían. “Esa es Venezuela”.
Al mismo tiempo que ellos caminaban con banderas, rosarios e imágenes de santos, muchos de sus compañeros eran víctimas de la represión en sus casas de estudios. En el trayecto se desviaban y visitaban  comunidades ­–adonde no llegan las redes sociales ni la libertad de expresión– para hablarles de la realidad del país.
“Venezuela tiene salvación, solo hay que vencer tres cosas: el miedo, la apatía y la desesperanza. Un país con miedo no avanza, con apatía no progresa y sin esperanza no crece”, es el mensaje que el promotor de la cruzada les envió a todos los venezolanos.
“Gastamos suela, pero ganamos unión”. 

En el recorrido a los 33 estudiantes se les unieron no solo colaboradores, sino también otros universitarios de casas de estudios de Aragua, Carabobo, Falcón y Yaracuy, a quienes fueron conociendo. En el grupo crearon “el himno de los 380”. Ayer, mientras alzaban banderas, se abrazaban y gritaban “sí se pudo”, se escuchó la frase con la que empieza este párrafo.
“Esta cruzada es algo inolvidable. Hicimos amigos y hermanos. Nos dimos cuenta de que el venezolano es eso: la persona que sale a la calle y te ayuda sin importar nada”, expresó Paola Pérez, estudiante de ingeniería civil de la UCLA, al llegar a la plaza del Rectorado de la UCV, donde fueron recibidos por las autoridades de esa casa de estudios.
“Las lesiones con un vendaje y cremas se curan, esta satisfacción queda en mi recuerdo toda la vida”, manifestó Emiliannys Pérez, estudiante de derecho de la UNY. Ella tiene los tobillos hinchados y lesión en una rodilla debido a la distancia recorrida.

Los estudiantes permanecerán algunos días en Caracas, donde desarrollarán una agenda de lucha pacífica con el fin de lograr un cambio en el país.
“La travesía fue para demostrarle al pueblo que todavía hay una esperanza. Tenemos que seguir para rescatar esa Venezuela de democracia y libertad, donde por meritocracia podamos obtener lo que queramos”, indicó Luis Serrano, estudiante de ingeniería electrónica de la Unexpo.

Compartir

0 comentarios: