Así fue la excarcelación de Leopoldo López

Así fue la excarcelación de Leopoldo López

A Leopoldo López le dijeron a la 1:00am de este sábado que se prepara para irse de Ramo Verde. Incrédulo, tomó la noticia como si fuese otra falsa alarma de las que acostumbra recibir por parte del Gobierno. Entonces, un alto funcionario del Ejército llegó con unos 15 agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) quienes, tras permitirle que recogiera algunas pertenencias como retratos familiares, lo trasladaron a su casa.

Poco antes, Leopoldo López, líder de Voluntar Popular, preso desde 2014, había tenido conversaciones con la ex canciller de la República Delcy Rodríguez, quien también había hablado previamente con la esposa de López, Lilian Tintori.

El político llevaba más de 90 días sin ver a sus abogados y 32 bajo condiciones de aislamiento severo. Presuntamente López había advertido que si no le permitían ver a Tintori este viernes 7 de julio, se raparía el pelo y comenzaría una huelga de hambre.

Una fuente cercana al dirigente asegura que los gritos de López de “me están torturando”, que se hicieron virales a través de un vídeo difundido por su esposa el 24 de junio, se debieron a que “ya no le permitían el ingreso de los alimentos y bebidas que la familia solía llevarle a la celda. Además, el agua ofrecida para beber por parte de las autoridades le causó una fuerte intoxicación que le produjo vómitos constantes”.

A López se le negó el acceso a medicamentos a pesar de que estaba presentando un cuadro de deshidratación. Uno de los militares que custodiaban su celda le hizo llegar una pastilla para mejorar su estado, razón por la cual ese funcionario fue castigado.

Después de las amenazas del político preso de iniciar una huelga, este viernes a Tintori se le permitió el acceso a la cárcel militar de Ramo Verde. Horas después, durante la madrugada del sábado, fue llevado a su residencia en Los Palos Grandes, al este de Caracas.

Al salir del centro penitenciario, los soldados hicieron un saludo de rigor o parada militar hacia el carro en el que movilizaban al político.

Uno de sus abogados, Juan Carlos Gutiérrez, dijo a los medios que el estatus legal de López “es un cambio del centro de reclusión” pero que “el proceso y la sentencia (de casi 14 años) siguen”.

Fuentes cercanas aseguran que también el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero tuvo que ver en la excarcelación del líder opositor.

De hecho, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, confirmó a EFE que tenía conocimiento previo de que el opositor venezolano iba a ser sacado de la prisión, pero fue este sábado, en una conversación con Zapatero, cuando se hizo evidente que se aproximaba la medida.

Rajoy mostró su satisfacción por la decisión de que López abandonara la cárcel de Ramo Verde en la conferencia de prensa posterior a la cumbre del G20 de Hamburgo.

En su casa, López fue recibido por su esposa e hijos. “¿Papi te acuerdas de cómo era yo cuando antes vivías aquí?”, soltó Leopoldo Santiago, el niño más pequeño, quien tenía un año cuando López fue apresado el 18 de febrero de 2014.

Algunos funcionarios del Sebin permanecen en la garita de vigilancia de la quinta. Por breves segundos, durante la tarde de este sábado, le permitieron a López montarse en la azotea de la entrada para saludar a las decenas de personas que se apostaron allí tras el anuncio de la medida sustitutiva.




Compartir

0 comentarios: